Encontrarnos

Encontrar no es ir a buscar, sino abrir las puertas del encuentro con lo sagrado que habita en mí.

La tarea consiste en sostener el gozo, protegerlo del abandono ante las tentativas fugaces de una promesa de gozo mayor.

El gozo es siempre presencia, por tanto no puede estar en otro lugar que en este espacio, en este instante.

Más que buscar nada, nos abrimos a encontrar, y allí, en ese espacio de no ser, nuestro verdadero ser nos encuentra.

Al abandonarnos en busca de una experiencia, traicionamos la verdadera experiencia que está siempre ocurriendo en este instante. Y este instante, no puede ser más que pura belleza.

El amor es como una flor, al arrancarla, se marchita. Solo podemos contemplar su belleza, pero nunca capturarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s