Del placer y la necesidad

Al negar el placer, lo convertimos en una necesidad.

Convertimos la excepción en norma y la norma en excepción.

La voluntad, en deber.

La virtud, en defecto.

La vida, en la muerte.

El amor, en dolor.

El sexo, en poder.

El afecto, en negocio.

Y la vida en un proyecto personal.

Hemos hecho de nuestra naturaleza, la libertad, una idea, volviéndonos esclavos de nuestro amo.

De ahí que la palabra amar y amo, tengan la misma raíz, pero no la misma significación.

No somos amos de nada, ni siquiera de nosotros mismos.

Es el amor el que nos ama, y no nosotros los que amamos al amor.


Amar sin amo, amar sin nadie que ame.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s