Ver

No dejes que tus ojos enturbien la belleza de la creación, pues ellos te seducen en la multitud de colores y formas. Recuerda que hay la misma belleza en una flor, que en una estrella. En un cuerpo sin vida, que en una arboleda. En el amanecer y en el atardecer. En la noche y en el día.

La oscuridad no es la ausencia de luz, sino la luz observándose a sí misma.

La muerte no es la ausencia de vida, sino la vida observando maravillada a su amante, con absoluto respeto y devoción.

No dejes que tu corazón se llene de odio y de tristeza, recuerda quién ha originado todo, y no te dejes seducir por las formas. Hay la misma vida en un instante de tristeza que de alegría, de odio que de amor. Estás siempre a un pensamiento de distancia.

Porque eso que nombras, es tan solo una agrupación de elementos, bajo los cuales puedes percibirte a ti mismo, y a eso que llamas realidad. Recuerda, no te confundas con lo originado, tu eres el origen.

No podrías contemplar el orden si no hubiera desorden. No podrías contemplar la luz, si no hubiera oscuridad. La vida creó los extremos, como dos amantes que se buscan y contemplan mutuamente el uno frente al otro, maravillados por la absoluta perfección de su imperfección. Anonadados por la belleza de lo efímero.

Nada es eterno, nada está terminado y nada es perfecto.

Recuerda siempre quien eres, admira todo, agradece todo cuanto se te da, recuerda tu naturaleza, resta alerta, siempre hay un amante deseando seducirte. No culpes al amante de tu falta de atención, pues has caído una vez más en tu propia desdicha.

Al ver al otro, te ves a ti, al sentir al otro te sientes a ti. No es un ir, es un permanecer.

La vida se desarrolla en ti, no estás en la vida.

Tú eres el centro, sí, y también la periferia. Tu eres el uno, pero también el dos. Eres el no, y eres el sí.

Estás solo, y a la vez siempre estás acompañado. Estás vacío, y a la vez siempre lleno.

Ya lo dijo Rumi, la herida es la brecha por donde la luz puede entrar. El dolor es tu medicina, la pérdida tu encuentro.

Mientras no te busques en nada, serás libre para serlo todo.