Libertad

¿Qué es mi libertad? ¿A qué llamo mi libertad?

¿A caso decido qué sentir? ¿Como lo siento? ¿Cuando lo siento?

¿A caso decido qué pensar? ¿Decidí nacer, morir?

¿Decido cómo reacciono cuando alguien me insulta?

¿Decido lo que siento cuando me gusta una persona?

No puedo percibir mi libertad.

Solo puedo ver, lo que hago, lo que me digo para dejar de ser libre. La fe que deposito en todo aquello que me aparta de la libertad, precisamente para creerme libre.

Porque la libertad es mi naturaleza.

La libertad es un concepto.

Un dia te das cuenta que vivías creyendo que tenías libertad para escoger, para así defenderte de lo que más temías y a la vez más necesitabas.

¿Que libertad tenemos si estamos conectados al todo, somos relación, como podemos separarnos para actuar por nosotros mismos?

Solo podemos inventarnos que estamos separados. Porque no lo estamos.

En la auténtica libertad nos liberamos de nosotros mismos.

Es la libertad la que necesita creerse grande cuando es diminuta e insignificante, ante un mundo grandioso que se le echa encima reclamando que se una.

Es la libertad la que necesita demostrar, justificar.

La libertad es el cuento que nos explicamos y creemos para hacer frente al miedo. Para evitar sentir el miedo.

La libertad es la defensa contra la incertidumbre y la insignificanca.

La persona busca la libertad y se convierte en esclavo de su búsqueda.

Se percibe a sí mismo como ser libre, y queda atrapado en su propia condición.

Esclavo de su libertad.

La auténtica libertad es la libertad de ser. Ser libre de ser libre.