Diálogo de la muerte

No somos tan diferentes a los animales. De forma inconsciente seguimos operando igual que ellos.

Nosotros no competimos por alimento físico, pero si por alimento energético.

Vivimos como depredadores energéticos, sin utilizar nuestro potencial.

Iniciamos un diálogo inconsciente en la pugna por el alimento (la energía).

Hay alimento suficiente. Estamos satisfechos. Hay suficiente para todos.

No necesitamos matarnos, destruirnos, para alimentarnos unos de otros.

No necesitamos luchar por una presa, el alimento, un objeto físico, o un objetivo mental, a vida o muerte, porque nuestra reproducción, o vida está en juego.

No necesitamos acumular alimento por miedo a pasar hambre en la época fría o de escasez.

Ese es el juego del deseo. Ni bueno, ni malo, ni mejor ni peor. Eso somos, eso abrazamos.

Solamente observo, soy consciencia.

El deseo es una orden de batalla. No puedo desobedecer, pues la desobediencia es mi muerte.

No puedo huir de lo que soy. Solo abrazarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s