Diferencias

La diferencia no es una amenaza. Es una maravillosa expresión de la belleza del universo.

La diferencia es una amenaza cuando vivo identificado con algo y mi supervivencia depende exclusivamente de aquello con lo que me identifico.

La diversidad es riqueza. Es vida. Es exuberancia.

La diversidad es el amor de la vida que se expresa en las formas.

Todos somos igual de necesarios. Todos somos maestros de nuestra vida, de nuestra parcela de realidad.

No existen las afirmaciones en el universo.

Solo las preguntas y el silencio.

Saber es morir. Afirmar creyendo que nuestra afirmación es una respuesta, es ser devoto a algo, vender nuestra libertad a una idea.

Creía que sabía. Creía que tenía respuestas. Solo estaba compensando mi ignorancia.

No nos preparamos para la vida, simplemente vivimos.

No es más alegre el que ríe, ni más triste el que llora.

No ama más el que expresa más su supuesto amor, y no ama menos el que calla.

No hay mejores y peores. Hay expresiones.

Es saber ver la belleza de las expresiones.

No todo el mundo tiene que llorar o reir para expresar su amor.

No hay moldes, modelos, formatos.

El formato es sin formato, la libertad.

No hay una forma de ser inteligente.

Una forma de ser buena persona.

Una forma de amar, de cuidar.

Hay miles de formas que expresan eso.

Sentimos tanto miedo, que nos volvemos repetidores compulsivos de modelos. Necesitamos una forma que nos dé esa anhelada y ansiada estabilidad e identidad.

¿Donde está la libertad?

No hay una única forma de llegar a la verdad.

Hay una verdad que se expresa en miles de caminos para llegar a sí misma. Cada cual tiene su camino.

No hay mejores o peores. Son simplemente caminos.

Lo único que hay es miedo a no confiar en nuestro propio camino.

No te conozco por miedo a saber por dónde me vas a atacar y así planear mi defensa, para sentirme seguro.

No hago una imagen de ti en base al miedo para evitar movimientos en falso.

No te retengo por miedo a que destruyas mi castillo identitario.

Simplemente cuido tu libertad, tu naturaleza, para que juntos hagamos un mundo más grande.

Te conozco por amor, te conozco para conocerme. Te conozco para expandir tu luz y la mía.

Te conozco por amor a descubrir la belleza y grandeza, perfección de la vida. Para hacer de la imperfección perfección.

No hay una única forma de expresar la emoción. La emoción tiene miles de formas.

No podemos no expresar amor.

No hay una única forma de amor, de amar.

Solamente hay formas que me van conmigo y otras que no. Pero eso no significa que sean peores o que no sean amor.

Que no te gusten las judías y prefieras las lentejas no las hace no ser alimento o ser poco nutritivas. Simplemente no te gustan.

No dejamos de amar. Porque eso somos, no podemos dejar de ser.

Simplemente dejamos de desear, para que surja el amor, y así se regenere el deseo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s