A través de

Es a través del engaño que conocemos la verdad.

Es a través de la muerte que conocemos la vida.

Es a través de la sombra que podemos ver la luz.

Es a través de ti que llego a mi.

Es a través del miedo que conocemos el amor.

Es abrazando la muerte, que conozco la vida.

DUELE, NO VIVIR.

No precisamente, vivir.

Ese es nuestro duelo, abrazar toda la vida que ansia ser vivida y sostenerla, vivirla en nosotros, así honramos la vida.

Venimos a jugar, disfrutar, arriesgarnos. Sentir la vida, la chispa de vivir.

Sin deseo, no hay amor y por tanto no hay relación.

El deseo es el amor de la vida circulando entre las formas.

Sin deseo no tengo ninguna motivación para estar contigo. Porque por amor ya estamos unidos.

Lo que vivimos es una crisis de deseo, no del amor.

El amor de la vida se expresa a través del deseo de unirnos, de estar cerca.

Sin deseo no hay vida. Sólo vacío.

Idealizamos el amor, y rechazamos el deseo. Mezclamos la vida con la muerte.

El mismo miedo al deseo, a la muerte, nos lleva a idealizar la vida. Cuando lo que idealizamos es precisamente la muerte, para no sentirla ni vivirla. Quedamos atrapados en nuestra propia muerte.

Hablamos mucho del amor y no tenemos ni idea de lo que es, porque nunca lo hemos visto, ni sentido. Por eso nos fascina inventarlo a través de ideas.

Confundimos el amor con el deseo. La muerte con la vida.

El amor nos invita a morir a través del deseo. A no ser nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s