La alquimia de sentir

La sexualidad ha sido vivida durante milenios de forma inconsciente, reactiva, como un impulso irrefrenable, una tensión, que nos lleva a buscar una descarga para compensar una “carga”. Es decir, satisfacer la necesidad y el impulso de reproducción, el impulso de conservación de la especie.

En nuestra memoria guardamos los vestigios de la humanidad, y de todas las mujeres y hombres que habitaron antes de nosotros.

Somos la voz, los portavoces de la vida, de los sueños por vivir, de nuestros ancestros.

Lo femenino ha sido demonizado, haciéndonos sentir culpables por sentir. Manipulandonos inconscientemente para evitar sentir.

Evitar a toda costa encontrarnos con nosotros mismos, y recuperar la fuerza y el poder de sentir nuestro deseo.

Reprimiendo y violentando nuestra esencia, para no tener otra opción que salir en busca de algo que nos falta.

Ese ha sido nuestro engaño. Y por eso sentimos dolor. Porque el dolor es el despertador cósmico.

Lo femenino siempre fue visto como algo débil. Sin fuerza.

Al contrario. Hay mucha fuerza en el agua.

Lo masculino es reactivo. Es impulsivo.

Lo femenino es relajado. Es la fuerza del agua que con su perseverancia consigue perforar la roca.

El único “problema” de sentir, es que desafía todo. Es una libertad que arrasa con todo dogma, autoridad, y todo aquello que impide la plena expansión del ser, del placer.

El sentir, es una explosión atómica desde el fondo de nuestra alma, que se extiende por todo el ser y no encuentra límite.

A lo largo de mi vida, sentí mucho miedo a sentir.

Hasta que me di cuenta de que no hay un sentir dolor o sentir placer.

Todo es placer. Al contrario de lo que dijeron los budistas, de que todo es sufrimiento.

Todas las emociones son formas de miedo, siente el placer de sentir miedo.

El dolor es un placer. No algo que necesite ser curado.

La medicina del dolor es sentir el dolor. Esa es la alquimia. La transmutación se produce al sentir.

Al sentir no le falta nada. Sentir es el inicio y el final.

Echarte de menos es un placer. No es algo que necesite ser llenado. Es algo que ya está completo.

El miedo es el que te lleva a buscar lo que te falta. Es el que crea lo que te falta.

No necesitas nada para tapar ese miedo. Sentir el miedo es la cura del miedo.

Porque el dolor es un invento. Es precisamente por no sentir que sentimos dolor. No por sentir.

El dolor es la llamada del alma a despertar. A liberarnos del engaño.

La sexualidad no es sexual.

Sólo que en un intento de control por parte de algunos, nos hicieron creer que la sexualidad y el sexo son lo mismo.

Dominando nuestro deseo, dominan nuestra fuerza.

Para ello, lo primero es reducirnos a un sexo.

NO SOMOS UN SEXO.

¿Pedimos igualdad desde una diferencia? La igualdad es no sentirse desigual.

La violencia empieza justo cuando acaba. La violencia nos la hacemos nosotros.

La sexualidad es el placer de sentir. Sentirlo todo, por todo nuestro ser.

Sentirnos parte de algo mucho mayor, que está más allá de un miembro.

No sentir a través de un miembro, de un sexo.

Sentir es viajar a través de nuestro ser, explorar el mundo a través de nuestros sentidos, sin movernos del mismo lugar.

Nuestro cuerpo tampoco es un pene. Algo que deba penetrar, ir a algún lado.

Nuestro cuerpo está más allá. No hay un cuerpo que penetre al mundo.

Somos el mundo que envuelve (eso que identificamos con la vagina).

Somos un gran útero, una gran vagina que envuelve la vida.

Nos identificamos con la sombra de lo que somos. Nos convertimos en esclavos de nuestro propio condicionamiento.

El sexo es un instrumento de la sexualidad. No la sexualidad el instrumento del sexo.

Es el sentir, el placer, el que da vida al pene, al cuerpo, y no el pene, el cuerpo, el que da vida al sentir, al placer.

El alma, que está hecha de emoción y placer, es el motor de nuestra vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s