Tantra

Te quise ver con mis ojos, y nunca te sentía.

Ahora no te veo, pero te siento siempre.

El tantra no va de hacer, sino de dejar de hacer. Es una entrega, una absoluta receptividad.

Cuando hacemos, dejamos de hacer, porque nosotros no hacemos nada. La vida hace a través nuestro.

Sientes el deseo, y en ese sentir, el corazón hace lo necesario.

El tantra es el amor entre almas. Es el intercambio de vida que tiene lugar cuando dos almas se unen para reconocer su divinidad.

Nuestras almas, como dulces y bellos sonidos, se encuentran y juntas crean una melodia.

No hacemos el amor, el amor nos hace. 

El amor nos hace y lo expresamos a través de nuestros sentir

Antes de hacer el amor ya estamos haciendo el amor. 

Antes de que haya encuentro, ya ha habido encuentro. 

Incluso podemos hacer el amor sin tocarnos, sin estar juntos.

Sólo sintiendo que lo estamos.

No necesito estar cerca de ti, porque siempre estás cerca de mi.

No necesito tocarte o hacerte el amor, porque siempre lo estamos haciendo.

Nada, ni nadie puede separarnos.

Porque estamos siempre juntos.

Porque somos uno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s