Más allá de ti

No somos propietarios de esta palabra. Es el poema el que inventa a los poetas y no los poetas quienes inventan los poemas. El poema sueña a los poetas.

Identificarte con el actor, con el pensador, con el sentidor, creer que hay un yo que realiza algo es la principal fuente de tu sufrimiento.

Todo nace del corazón.

Tus sentimientos, acciones, palabras, están más allá de ti.

La responsabilidad es una forma de orgullo. No somos nada.

Te convierte en persona identificarte con el pensamiento de ser una persona, creer que eres una persona.

Siempre estás a un pensamiento de distancia.

La persona no existe. Es un pensamiento.

Todo está comandado por el alma y el espíritu. Todo viene del corazón.

No eliges lo que piensas, lo que sientes, lo que haces.

Matar a alguien no te convierte en asesino, te convierte en asesino identificarte con la acción de asesinar.

Dar una hostia en un momento determinado no te convierte en maltratador.

Dar una caricia no te convierte en buena persona.

Una persona te despierta una cosa, otra persona te despierta otra.

Tener dinero no te convierte en rico, ni en pobre. Te convierte en rico creer que tienes dinero y eso te hace rico. 

Te convierte en pobre creer que te falta algo. La pobreza o la riqueza no existen. 

Respetas lo que sucede. Dejas a la vida en paz.

Solo estás disponible ante lo que sucede.

¿Podrías haber hecho otra cosa?

Esa es tu fuente de sufrimiento. Pretender saber que es lo mejor. Lo mejor es siempre lo que sucede ahora.

A veces no tienes más elección que actuar. Otras puedes retirarte. No tienes elección. Crees que eliges.

La vida sucede antes de que tu la pienses, ya está aquí. Sucede sin preguntarte. Sin que tu tengas ningún papel.

Tu corazón no te necesita para latir. La vida no te necesita para ser y desplegarse.

Tu vida es eso, el intento de adueñarte de algo, con la absoluta imposibilidad de que tu fantasía tenga lugar. 

Tu solo eres alguien queriendo atrapar el viento. 

Para la vida eres siempre un niño.

Un niño que necesita escuchar a sus padres. El cielo y la tierra. La luz y la oscuridad. Pues de lo contrario, se pierde, no sabe cual es su camino. 

Eres un falsificador de cuadros, intentas hacer copias baratas del cuadro original, con la absoluta impotencia de que nunca será el original.

Por más bien que lo hagas jamás lo será. Porque la vida es el origen y el final. El original. 

Deja que la vida pinte, dibuje a través de ti. Entonces, sólo así habrás sido coautor de algo. 

No somos nada. No hacemos nada.

El amor, el perdón, está más allá de nosotros. el otro nos muestra los límites de nuestra creencia de grandeza. De sentirnos ilimitados. 

Nuestros actos están más allá de nosotros. 

La vida siempre funciona de a dos. 

No existen universos unilaterales, omnipotentes, infinitos. 

El otro eres tu. Una puerta de entrada hacia ti. 

Una conciencia. Dos aspectos.

Luz y oscuridad

Noche y día

Tu y yo

Es imposible identificarse con cualquier aspecto. No hay preferencia. La vida ama a los dos por igual.  

No eres lo que sientes. No eres lo que piensas. 

Eres el sentir. Eres el pensador.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s