Gracias

La vida fue el mayor regalo que me hicieron mis padres.

Soy hijo de la vida y de la abundancia de amor que nace de la misma vida buscando completarse a sí misma a través del deseo.

Soy hijo de la luz y de la oscuridad, de la muerte y de la vida. Porque el deseo, es eso, la búsqueda de la totalidad de lo que soy, el encuentro con lo que creo que no soy, para integrarme en un ser mayor. 

El deseo busca integrar lo que soy o lo que me digo que no soy. De ahí surge la abundancia. La vida expandiéndose a sí misma, explorandose a sí misma, buscándose a sí misma, en un baile eterno. La vida buscando hacerse grande, completa.

El deseo es un camino hacia lo desconocido. Un ir hacia aquello que no reconozco que soy. El amor, en cambio, es un camino hacia lo que es. Un camino hacia dentro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s